Archivo de la categoría: HAIKU-DÔ

Audios y textos solicitados a sus autores por El Rincón del Haiku.

Rogelio Rodríguez -Viento-

 

 

 

 

Unas palabras del autor

Cada palabra es un acto de convivencia y cada instante, una profunda
interrelación. Ser testigo de cómo la vida se hace a sí misma es un don.

El camino jamás es solitario. La individualidad destierra lo sagrado.

Un paso no es otra cosa que la vida dando un paso.

Agradecer. Todo corazón puede escribir un haiku.

***************

cara a cara
en el borde de la senda
la libélula se posa

*

mañana de duelo…
el olor de la hierba
recién cortada

*

dos niñas ríen
tras matar a la hormiga-
los higos aún verdes

*

entre pedradas
la mariposa se aleja
del árbol en flor

*

la claridad
en el borde de las flores –
el canto de un grillo

*

la mariposa
se ha posado en una hoja
de su mismo color

*

suben y bajan
por un lugar del cielo:
los insectos brillan

*

mecida en la flor
la mariposa pliega sus alas –
el viento arrecia

*

una onda
se aleja brillando
de la cascada

*

a punto de posarse
una pequeña bandada
con la forma de la rama

*

las mandarinas
junto al insecto en la telaraña
madurando

*

en la puerta
tras la primera lluvia:
una hoja pegada

*

el pájaro abandona
la ramita de eucalipto –
el viento la dobla

*

dos caballos blancos
comen hierba con lluvia –
uno mueve la cola

*

el agua resplandece
al caer en la maceta –
luna creciente de agosto

 

Jorge Alberto Giallorenzi

 

 

 

 

Unas palabras del autor 

Reside en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, Argentina desde fines de 2016.

Fotógrafo, Arquitecto, Poeta y Haijin.

Coleccionista de sobres de té y de imágenes (fotografías y caricaturas) de Julio Cortázar.

Estudiante del idioma y la cultura del Japón. Investigador del Haijin Taneda Santöka.

Libro publicados: Aniko y Akiro Haiku (junto a Julia Guzmán) (2009) y Helechos en la Cornisa Haikus Chivilcoyanos (2016).

Colaborador de foros y revistas de Haiku

Coordinador de talleres y seminarios de haiku. Expositor de haiga.

Contacto: jorgeakiro@gmail.com

 

Anochece.

Antes de subir a la rama

el ¡kikiriki!

 

*

 

Comienza a llover …

apura su brinco

el mirlo de agua

 

*

 

Sequía.

En la torre de la iglesia

crece una plantita

 

*

 

Ginkgo Bilova.

Unas pocas hojas caídas

en pleno otoño

 

*

 

Brisa fuerte.

La sombra del tallito

tapa la hormiga

 

*

 

Camino rural.

Junto al puentecito

croan las ranas

 

*

 

Al proteger mis ojos

el sol entre los dedos …

 

*

 

Festival de verano.

Desde el puente

resaltan los cerezos

 

*

 

Mediodía frío

El ciclista pasa

hablando solo

 

*

 

Matas de pasto.

El brillo de las gotas

Congeladas

 

*

 

Llovizna.

El canto de un pájaro

que no se ve

 

*

 

Bajamar.

El reflejo de una nena

a contraluz

 

*

 

Jardín con brotes.

En el charco verdoso

algunas larvas …

Sandra Pérez

 

 

 

 

Unas palabras de la autora

Se escucha un zorzal al alba… En plena ciudad también hay aves y flores y árboles… y mosquitos, babosas y abejas. Crujen hojas y ulula el viento. Llueve y amanece y se hace de noche. Hay otoños y primaveras…

Todas obviedades, pero antes no lo sabía. O sí lo sabía, pero no lo sentía.

Antes del haiku la ciudad era eso, tan solo ciudad.

El haiku me conecta con todo lo que me rodea y ya no sé, en algunos instantes, si estoy en el mundo o el mundo está dentro de mí. ¡Dura tan poquito ese instante!

Comparto con los niños los asombros que se vuelven haiku, y lo disfruto plenamente.

El camino del haiku ha marcado un antes y después. Hoy estoy en el camino… cada día empezando…

Antes del alba

el canto de un zorzal,

olor a lluvia.

 

*

 

Más arrugadas

las manos que podan

esta tarde de otoño.

 

*

 

Nieve en la cima.

Humea el lomo

de la yegua echada

 

*

 

Lo que queda del muelle,

en cada poste

una gaviota.

 

*

 

Brisa en las plumas

Se va filtrando el sol

entre los frutos.

 

*

 

Huele a eucalipto

chisporrotean las piñas

en el brasero.

 

*

 

El brillo de las piedras

a orillas del lago

salta una trucha

 

*

 

Musgo en las rocas

la sombra de los vencejos

cruza la cascada

 

*

 

Huele a podrido

en la orilla rocosa

el brillo de las escamas.

 

*

 

Al llegar el colibrí,

los insectos que cantaban

se callaron

 

*

 

Queda algo

del olor a jazmines.

El brillo de luna.

 

*

 

Gaviotas en vuelo.

El calor de la arena

entre los dedos.

 

*

 

Brisa en el cedro

cuando canta el mirlo

levanta la cola.

 

*

 

Canto de zorzales

Amanece sin vilanos

el diente de león

 

*

 

Bramidos de un ciervo

Amarillea la nieve

en el Lanín*

 

*volcán de los Andes, en el sur de Argentina y  Chile.

 

Idalberto Tamayo

 

 

 

 

Unas palabras del autor

Me llamo Idalberto Tamayo (Rubens Saró), soy cubano y nací en la ciudad de Manzanillo, Oriente, en 1952. Me radiqué en La Habana en l969, donde un tiempo después laboré como funcionario administrativo del Ministerio de Salud Pública. En la década de los 90 comencé a escribir poesía y participar en concursos auspiciados por la Facultad de Ciencias Médicas de La Habana, obteniendo premios en los géneros de paremias, cuento y poesía a nivel municipal y provincial.
Actualmente vivo en los Estados Unidos de Norteamérica. En el año 2017 me interesé por el haiku al encontrarme con la comunidad “El Rincón del Haiku.org”.

.

Sonidos del bosque
En el envés de una hoja
duerme una rana

.

 

Noche de lluvia
Un sijú
* volando
entre las matas

*Ave nocturna cubana.

.

Luna llena
Con hojas y sin hojas
la bibijagua
*

*Hormiga cosechadora de hojas.

.

 

Senda del monte
En las manos del niño
tiembla el pichón

.

Termina el alba
Posado en un cardo
canta el jilguero

.

 

Sauces del río
Silbando muy cerca
el petirrojo

.

 

Corre el ciervo
Las copas de los pinos
se inclinan al sur

.

 

Haz de luz
Burbujeando el agua
entre las piedras

.

 

Ribera al sol
Alzando su cabeza
ventea el ciervo

.

 

Hormigas bravas
Con un palito el niño
empuja la oruga

.

 

Gotean las hojas
No han salido esta noche
los caracoles

.

 

Salto de agua
Canta el tocororo*
cerca del curujey**

*Cuba. Ave cubana de colores llamativos.
**Cuba. Planta epifita parecida a las orquídeas.

.

Mañana tibia
En los culos de las sandías
aún las flores

 

Julia Guzmán

 

 

 

 

Unas palabras de la autora

 Nací en la ciudad de Córdoba, Argentina en el verano del 56 aunque me considero ciudadana del mundo. Descubrí el haiku participando en una feria del libro en la Patagonia en junio de 2007 y fue amor a primera vista. Desde entonces he recorrido un hermoso camino que me cambió la vida. Vivo en estado de haiku y junto a mi afición por la fotografía me siento una mujer afortunada por lo que le doy gracias a la vida.

  

***

Río crecido…

Un benteveo saca

un pez del agua

 

*

En la soga

libélulas azules

sol ardiente

 

*

En el silencio

de la noche invernal

sólo la lluvia

 

*

Junto al río

la sombra de los sauces

Luz de luna

 

*

Lleva el río

las sombras de los patos…

viento del sur

 

*

Bajo la lluvia

un caracol esconde

la cabeza

 

*

El sonido

de los taikos en la tarde

Cae una hoja

 

*

Barcos anclados…

Vuela una mariposa

hacia las olas

*

Pastan las vacas

Las sombras de las nubes

en el campo arado

 

*

Lleva una hoja

la hormiga negra,

la sigue otra

 

*

Suena distinto

el viento esta tarde…

croar de ranas

 

*

Quietud otoñal…

Huye de la jauría

la perra flaca

*

Noche sin luna

El brillo de unos ojos

entre la hierba

 

*

El reflejo de la luna

en el estanque

maúlla un gato

  

*